Breaking

26/2/15

Protección de Datos Personales: repasando un poco de Historia, del Tercer Reich a Facebook

El concepto de protección de datos está vinculado a la aparición del derecho a la privacidad en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial. Un enfoque en los derechos humanos básicos y las libertades fundamentales llevó a una serie de cartas y declaraciones internacionales, por ejemplo. la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH).
Poco después de que el régimen nazi de Hitler llegó al poder en 1933, el gobierno alemán comenzó a recopilar los catálogos de tarjetas de identificación de enemigos políticos y raciales del Reich alemán. En el siglo XX en Alemania, los personas que profesaban la religión judía se encontraban plenamente integrados en la sociedad alemana y ejercían diversas profesiones y ocupaciones. Sin embargo, una vez que Hitler llegó al poder, el pueblo judío se convirtió en un objetivo de exterminio. Una de las obsesiones de Hitler fue la purificación de la raza alemana basada en considerar que la raza aria era el ideal de perfección y que era una raza superior. Otro de los objetivos a perseguir por el régimen nazi fueron las personas con discapacidades. Y los gitanos. Así, se estima que entre cinco mil niños y ochenta mil adultos con discapacidad han sido asesinados en los hospitales estatales y las instituciones mentales bajo el régimen de Hitler. Seis millones de judíos y quinientos mil gitanos se calcula que han muerto en Europa como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, muchos de ellos asesinados en campos de concentración por los nazis.
Cuando pensamos en ese contexto histórico surgen algunas preguntas:
  1. Cómo pudo el régimen nazi llevar a cabo un holocausto de tal magnitud?
  2. Cómo sabían las autoridades nazis exactamente quién era judío?
  3. Cómo eran capturados los judíos?
  4. Cómo hizo el Tercer Reich para identificar áreas donde la mayoría de la población eran judíos?
Los nazis usaron los DATOS PERSONALES para crear sofisticados sistemas de identificación de la población. Entre estos sistemas hay dos que podemos destacar:

  1. EL CENSO: Una de las principales herramientas fue el Censo Nacional de Población de 1939. En este censo se le pidió a los ciudadanos que informaran su origen étnico y su religión. Pero no sólo eso: también debían informar la religión de sus cuatro abuelos, de forma tal de poder rastrear el origen judío de cualquier persona. En tres años se terminó de completar el registro de judíos y judías, de raza pura y de raza mixta.  El objetivo era proporcionar la base para la confección de las listas de deportación.
  2. LAS TARJETAS DE IDENTIDAD: Mediante la combinación de datos obtenidos por distintas fuentes gubernamentales, se procedió a la distribución de tarjetas de identidad con fotos, de uso obligatorio para todos los habitantes del Reich, basados en un ley del 10 de septiembre de 1939. Un reglamento especial del 27 de septiembre del mismo año dio lugar a la distribución de las “tarjetas para judíos”
En una nota publicada por The Washington Post por Michael Dobbs, se afirma lo siguiente:
“Thomas J. Watson, el fundador de IBM, aceptó en junio de 1937 una distinción que se volvería en su contra: una medalla que Adolf Hitler creó para extranjeros "que demostraron ser dignos del Reich alemán". Rebosante de svásticas y águilas, la medalla confirmaba la contribución de IBM a la automatización de la Alemania nazi.
En aquel momento, Alemania era el segundo cliente de IBM después de EE.UU. Los historiadores ya documentaron cómo la tarjeta perforada de IBM, precursora de las computadoras, desempeñó un papel importante en áreas que iban desde la puntualidad de los trenes alemanes hasta el programa de rearme de Hitler, pasando por los datos de censos, que constituían un elemento clave para la política racista nazi.
Pero un nuevo libro supone un paso más contra Watson e IBM y sostiene que la tecnología de esa empresa contribuyó a facilitar el Holocausto al permitir que Hitler automatizara la persecución a los judíos mediante la creación de listas de grupos destinados a la deportación a campos de exterminio.
El libro cuenta cómo, después de que IBM perdiera el control sobre las operaciones en Alemania en 1941 y Watson devolviera su medalla, la misma tecnología se siguió usando en Auschwitz y otros campos nazis a los efectos de registrar los ingresos y hacer un seguimiento de los trabajos forzados.
"La tecnología de IBM contribuyó a que las cifras del Holocausto alcanzaron niveles verdaderamente fantásticos", argumenta Edwin Black, ex periodista e hijo de sobrevivientes del Holocausto. Black pasó tres años analizando la participación de IBM en la Alemania nazi para escribir su libro, "IBM y el Holocausto". "El Holocausto habría tenido lugar con o sin IBM, pero el Holocausto tal como lo conocemos, el Holocausto de las cifras impresionantes, es el Holocausto de la tecnología IBM. Permitió a los nazis trabajar en otra escala, con más velocidad y eficiencia".
Las conclusiones de Black dieron lugar a un acalorado debate entre especialistas en el Holocausto. Algunos historiadores avalan la tesis de Black de que IBM y su subsidiaria alemana desempeñaron un papel importante en la persecución nazi. Otros, en cambio, insisten en que la tecnología IBM no tuvo mucho que ver con el Holocausto.
Carol Makovic, portavoz de IBM, señaló que a la empresa le resulta difícil hacer declaraciones respecto del libro de Black ya que no tuvo acceso al mismo antes de su publicación. Agregó que IBM está dispuesta a colaborar con investigadores independientes y que depositó archivos importantes en la Universidad de Nueva York y la Universidad Hohemheim de Stuttgart, Alemania. Señala que la documentación sobre las actividades de la compañía en la Alemania nazi es "incompleta y de ninguna manera concluyente". "Claro que IBM considera que el régimen nazi fue algo lamentable", afirmó.
Según un mensaje interno de la compañía informática, la IBM alertó a sus empleados sobre la aparición del libro y dijo que si la obra "muestra nueva y verificable información que permita avanzar en el conocimiento de esa trágica era, IBM lo examinará y pedirá a reconocidos eruditos e historiadores que hagan lo mismo".
Una demanda contra la empresa fue presentada en Nueva York por sobrevivientes del Holocausto. Le reclaman compensaciones económicas.
La afirmación más controvertida del libro de Black es que la tecnología de tarjeta perforada de IBM se usó para generar listas de judíos y otras víctimas a las que luego se deportaba. Si bien no hay duda de que IBM de Nueva York permitió la utilización de su tecnología en operaciones de censo nazis, entre ellas los de 1933 y 1939, lo que se debate es la utilidad que tuvieron en la localización de personas.
La tecnología de tarjeta perforada se remonta a 1884. Herman Hollerith, un ingeniero germano-norteamericano de 20 años, creó un dispositivo para almacenar datos en tarjetas por medio de una serie de perforaciones, cada una de las cuales representaba un dato distinto, tales como edad, educación, domicilio y religión. Las tarjetas se ingresaban luego a una máquina, que cruzaba toda la información.
Las máquinas de Hollerith fueron la tecnología de información más sofisticada antes del advenimiento de la era de la computación. A partir de mediados de la década de 1920, las tarjetas perforadas fueron el principal vehículo de la expansión de IBM en todo el mundo. IBM patentó la tecnología, con lo que la empresa podía alquilar máquinas a sus clientes y al mismo tiempo ejercer un estricto control sobre la provisión de tarjetas perforadas.
La tecnología de Hollerith brindó a los nazis una poderosa herramienta de control social. Pocas semanas después del ascenso de Hitler al poder, en 1933, el director de la subsidiaria alemana de IBM, Willy Heidinger, proclamó que las máquinas ayudarían al Fuhrer a mantener la "pureza" y la "salud" de la política alemana.
Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, en 1939, IBM ya entregaba a la Alemania nazi más de mil millones de tarjetas perforadas por año, según el libro de Black. Las relaciones amistosas entre IBM y la Alemania nazi se deterioraron desde junio de 1940, cuando Watson le devolvió a Hitler su medalla con la explicación de que ya no podía seguir apoyando "la política de su gobierno". Al año siguiente, Watson perdió el control de la subsidiaria alemana de IBM, la Dehomag, que pasó a manos de Heidinger, del partido nazi.
Si bien no hay pruebas de que IBM supiera que las máquinas de Hollerith se utilizaban en lugares como Auschwitz, Black sostiene que la empresa lucró con las actividades de su subsidiaria Dehomag.”
En el otro lado del Atlántico, los investigadores han demostrado recientemente, cómo la Oficina del Censo de Estados Unidos proporcionó información a las agencias de vigilancia estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. Los datos del censo se utilizaron para identificar a las personas de ascendencia japonesa. O sea, que cualquiera sea el gobierno que la utilice, la información personal es una herramienta de poder que exige los rangos más elevados de protección jurídica.
La gente está empezando a entender el poder destructivo que la información podría tener en las manos de un mal gobierno y cómo la información recopilada para un propósito podría reutilizarse para una amplia gama de propósitos siniestros. Estos ejemplos extremos de sistemas de abuso de censos e identificación de la población para realizar un seguimiento de las minorías con el propósito de procurar su exterminio pesaron fuertemente en la mente de aquellos a los que le tocó a reconstruir Europa y se tuvo en cuenta al redactar las declaraciones de derechos humanos.
Este trasfondo histórico nos ayuda a entender por qué la confidencialidad es hoy en día reconocida específicamente como un derecho humano - la lección de la posguerra de proteger a los ciudadanos de la interferencia externa está consagrado en el artículo 12 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948) y en el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, (1950).
Los rápidos avances tecnológicos han dado lugar a un creciente interés en el tratamiento de datos personales en grandes volúmenes; cada vez hay mejor tecnología, más posibilidades de almacenamiento a gran escala y herramientas de análisis de la información más perfeccionadas y precisas. La protección de datos se concentra en las garantías necesarias que deben estar en su lugar en el tratamiento de datos de carácter personal a través de una variedad de medios de comunicación. Hoy en día, la protección de datos se compone de un marco establecido de leyes a nivel internacional y nacional que encarnan principios fundamentales basados en la protección de la privacidad, dentro de un marco internacional que tiende paulatinamente a reconocer la necesidad cada vez mayor de garantizar la protección de las personas en forma integral.
Esta toma de conciencia a nivel internacional ha hecho que muchos países hayan reconocido en su legislación el derecho a la protección de los datos personales y se hayan creado autoridades específicas en la materia a fin de llevar adelante las tareas de control.
El derecho a la privacidad nace en el derecho a estar sólo, a ser dejado sólo y a vivir la propia vida con un mínimo de interferencia, ya sea de otras personas o del propio Estado. Pero, ha sido el ver cómo los datos personales pueden ser utilizados de manera diabólica lo que permitió el reconocimiento de el derecho a la intimidad, a la privacidad y a la protección de los datos personales.
Alemania es uno de los países pioneros en la lucha por la protección de los datos personales. En agosto del año 2011, el Centro Independiente para la Protección de la Privacidad (ULD) en Schleswig-Holstein, prohibió a todas las organizaciones del estado tener páginas de fans en Facebook y poner botones de “me gusta” en sus sitios en internet. La razón era simple: el Centro sostenía que los ciudadanos estaban siendo monitoreados sin que se dieran cuenta. Faltaba bastante para que se conocieran las revelaciones del ex agente Edward Snowden que reveló la forma de espionaje masivo llevado adelante por la NSA en Estados Unidos y otras agencias de seguridad del resto del mundo.
La lucha de Alemania contra los programadas de Google Street View también son de larga data. En el 2010 las autoridades en materia de protección de datos impusieron a Google la obligación de pixelar las imágenes de las personas y propiedades que aparecían en las fotografías tomadas desde los vehículos. Hubo incluso ciudades que no permitieron la circulación de los autos de GSV. En abril de 2011 Google dejó de tomar fotos en Alemania. Había recibido hasta ese momento al menos 250.000 peticiones de ciudadanos alemanes que pedían que sus imágenes o las de sus casas fueran retiradas del sistema.
Parece que Alemania no puede, ni debe, olvidar los archivos Stasi
Carsten Casper, analista de privacidad de la firma de investigación tecnológica Gartner, coincide en que la sombra de la Stasi, el órgano de inteligencia de la República Democrática Alemana, es un factor primordial en la lucha de Alemania por defender los datos personales.
"Durante casi 40 años, la gente estuvo bajo vigilancia y es obvio que esto pone a las personas muy nerviosas cuando se trata de la privacidad", señaló a la BBC en el año 2011. "Esto no hace diferencia entre la privacidad física o de los datos. Todos estos temas están mezclados en la mente del público".
La primera ley de protección de datos del mundo fue aprobada en el estado alemán de Hessen en 1970 y la ley federal de protección de datos del país, la Bundesdatenschutzgesetz, está entre las más estrictas del mundo.
Facebook firmó un código de conducta alemán para firmas comerciales en internet con clientes jóvenes ya en el año 2011, sin perjuicio de lo cual criticaron duramente la posición de dicho país respecto al botón “me gusta” y sostuvieron en diversos medios que siempre respetaron la privacidad de los usuarios de internet alemanes.
Tanto Alemania como otros países de Europa y la Comisión Europea, han sido muy críticos con la forma en que el gobierno de los Estados Unidos accede a los datos de cualquier ciudadano del mundo, desde que Edward Snowden reveló la existencia de los programas de vigilancia masivos, en especial a partir de que se conoció que el espionaje llevado a cabo por la NSA incluyó las comunicaciones telefónicas de Angela Merkel. La canciller no se quedó atrás: propuso en febrero del 2014 la creación de una red de datos europea que evite el paso de las informaciones digitales por servidores norteamericanos. En un mensaje grabado y distribuido por internet sostuvo que empresas como Google y Facebook “almacenan informaciones allí donde la protección de datos está peor garantizada”.
Cuando se conoció la adquisición de WhatsApp por parte de Facebook, hace un año atrás, el responsable de la oficina de regulación de privacidad en las comunicaciones emitió un comunicado en el que desaconsejaba a los alemanes utilizar WhatsApp. La combinación en un mismo dispositivo del sistema de mensajería y de Facebook genera un altísimo nivel de desprotección para los datos contenidos en los teléfonos celulares actuales, por lo que las autoridades alemanas no dudaron en instar a la población a que no utilizara más los servicios de WhatsApp.
Hoy, 26 de febrero de 2015, sabemos que Tim Cook, CEO de Apple, se reunió con Angela Merkel hace unas horas. ¿Cuál fue el tema principal del encuentro? Seguridad de la información, privacidad y protección de los datos personales de los ciudadanos. Hace poco tiempo, en una cumbre de seguridad de la Casa Blanca, Cook destacó que “la historia nos ha demostrado que sacrificar nuestro derecho a la intimidad puede tener graves consecuencias”.
Las graves consecuencias ya las hemos visto a lo largo de la historia. Poner los ojos en el pasado a veces no es una pérdida de tiempo, nos sirve para entender la esencia humana, comprender los hechos e intentar que algunas historias y dolores no se repitan más.
Inés Tornabene
Fuentes consultadas:
The Washington Post, vía Clarín, publicado el 13.02.2001, http://edant.clarin.com/diario/2001/02/13/i-02101.htm
BBC, De la experiencia nazi a Facebook: por qué Alemania cuida su privacidad, publicado el 10.09.2011, http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/09/110910_facebook_alemania_privacidad_sao
EuropaPress, Google Street View “abandona” Alemania tras los problemas de privacidad, publicado el 11.04.2011, http://www.europapress.es/portaltic/internet/noticia-google-street-view-abandona-alemania-problemas-privacidad-20110411114948.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram @SchmitzOscar