Breaking

5/8/15

Los “héroes” en las áreas de IT

Todas las metodologías, protocolos y buenas prácticas que aplicamos en la actualidad para garantizar la buena administración de un proyecto, fomentar la agilidad de un proceso o garantizar la calidad de un producto, están basados en el conocimiento empírico obtenido a lo largo de una historia de éxitos y fracasos en proyectos y organizaciones de todo el mundo.
Las metodologías son las hojas de ruta en un mundo perfecto, cada paso del proceso tiene un objetivo y alcance determinado y asume que los recursos designados son altamente profesionales y saben perfectamente cómo alcanzarlo. Además, entiende de manera tácita que el factor humano está alineado con los objetivo del proyecto para lograr el éxito…”el éxito de la Organización es el éxito de todos”.
Un claro ejemplo de esto, lo podemos encontrar dentro del modelo CMMi, cuando describe la figura del “héroe” en aquellas Organizaciones clasificadas como Nivel 1 (Organizaciones con nivel de madurez muy bajo). CMMi referencia a los “héroes” como aquellos profesionales sobresalientes que con su capacidad, esfuerzo y dedicación sacan a la Organización de situaciones complejas causadas por los sistemas de información o por el uso incorrecto de los mismos.
Los héroes suelen ser personas de perfil pro activo, y aunque pueden o no ostentar un cargo, son reconocido por sus superiores y pares como autoridad una técnica dentro del área de IT, su fama y reconocimiento se extiende a los largo de todos los niveles de la Organización.
Sin embargo, como se puede explicar desde la teoría, que algunas Organizaciones que cuenta con estas figuras cuasi lírica o cinematográfica puedan crecer, alcanzar niveles de excelencia y tener éxito y otras entren en procesos entrópicos. La respuesta es simple…muchas veces debajo de las ropas de un héroe se esconden “falsos héroes”.

¿Quiénes son los falsos héroes?

Los falsos héroes, son aquellas personas que también responden a todas las características mencionadas, pero además utilizan su capacidad y conocimiento para ir convirtiendo paulatinamente los sistemas de información de la organización en un elemento de su  propiedad, o como decimos en la jerga informática su propia “quinta”.
Las organizaciones inmaduras, que no cuentan con estrictos procesos de calidad en sus proyectos de IT, suelen entregarse mansamente a este tipo de personajes y confiar en ellos, debido a que solucionan rápidamente cualquier problema o requerimiento sencillo. En realidad lo que haces es recurrir a pequeños cambios cosméticos para satisfacer al usuario y ganarse el reconocimiento de los demás. Pero cuando el requerimiento es complejo y requiere de cambios tecnológicos profundos que alteran su medio ambiente, recurren a la muletilla “eso lleva mucho tiempo”, “es muy costoso” o simplemente recurren a maniobras sutiles para boicotear cualquier intento de cambio.
Los efectos que provocan los falsos héroes suelen ser devastadores, debido a que bloquean e impiden cualquier intento de crecimiento tecnológico, lo que se traduce a lo largo del tiempo en la pérdida de competitividad, con el consecuente perjuicio económico. Cuando esto sucedes es muy difícil para el CEO detectar las causas de dichos efectos y poder realizar un correcto apalancamiento del problema, ya que se trata de una amenaza interna y con el agravante que está mimetizada, como un lobo disfrazado de oveja.
Desde el punto de vista teórico y del estudio sistémico,  el efecto que causa en la Organización es lo que Peter Senge clasificó como la parábola de la “rana hervida”, en donde la Organización parece transitar en un  estado de bienestar (agua fría o tibia) y cuando advierte que se encuentra en una situación demasiado riesgosa e intenta escapar ya es demasiado tarde para reaccionar (agua demasiado caliente).

¿Cómo detectar a los falsos héroes?

El siguiente cuadro mostramos algunos tips para diferenciar a los verdaderos héroes de los falsos héroes:
 VERDADERO HÉROE FALSO HÉROE 
 Promueve entre sus pares el uso y aplicaciones de distintas metodologías para mejorar la calidad y agilizar los procesos internos. Dice estar de acuerdo con el uso de las metodologías pero no las aplica en su trabajo.
 Aplica en sus proyectos las mejores prácticas de la ingeniería de software.     Evita siempre el uso de ingeniaría de software y suele usar técnicas como no documentar o mantener la documentación desactualizada, “ensuciar” el código fuente etc. 
 Buscan y proponen soluciones concretas para mejorar los procesos y los servicios de cara al usuario.  Proclaman que “habría que cambiar” pero nunca presentan una idea concreta de cómo hacerlo.
 Potencian a la gente que está a su alrededor.  Atentan constantemente contra la cohesión de los grupos de trabajo…“divide y triunfarás”.
 Dan prestigio a la Organización y crean un ambiente óptimo para el desarrollo profesional. Provocan que los recursos pro activos  emigren en busca de ambientes más profesionalizados para desarrollarse.
 Las soluciones que propone son evolucionadas y siempre considerando el crecimiento futuro de la Organización. Las soluciones son siempre cosméticas y superficiales, para “salir del paso” rapidamente.
 Constantemente están investigando soluciones tecnológicas implementadas con éxito en organizaciones similares. Descartan y minimizan cualquier tipo de solución que no sean las propuestas por ellos.
Si usted es CIO, Coordinador o Jefe de un área de IT y detecta fácilmente a los  “héroes” en su plantilla, eso es un indicador de inmadurez y concentración del conocimiento, pero si además detecta falsos héroes, debe actuar rápida y de manera efectiva para no terminar como la rana de la parábola de Senge.
Autor:- Lic. Fabian Mozzoni, Consultor Proyectos IT, http://www.linkedin.com/in/fmozzoni 



este articulo es republicado, la version original fue publicada el 07 de Octubre de 2013

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram @SchmitzOscar