Breaking

24/2/17

TERRORISMO:@uliman73 LO QUE DEJÓ EN 2016 Y LO QUE TRAE PARA EL 2017

* By Lic. Ulises León Kandiko

Estando próximos a pasar el segundo mes del año 2017, vengo algo demorado en hacer un pequeño balance sobre lo que nos dejó el Terrorismo en el 2016 y tratar de hacer algún análisis de escenarios futuros sobre esta problemática transnacional.

Pero antes de pasar a lo que vendrá y recordando las palabras de Nicolás Maquiavelo Todo aquel que desee saber qué ocurrirá, debe examinar qué ha ocurrido: todas las cosas de este mundo, en cualquier época, tienen su réplica en la Antigüedad, siendo así y antes de ver que nos dejó el Terrorismo en el 2016 quiero traer algunos pensamientos sobre el particular, sin pretender hacer un estudio profundo sobre la historia del Terrorismo en su mas amplia expresión.

Sin entrar a definir qué es el Terrorismo, podemos convenir que es una manifestación violenta, tiende a ser una herramienta empleada por determinados movimientos que pueden tener diversos y variados orígenes, tanto de orden religioso (el mas común en estas épocas), políticos, separatistas, hasta por el crimen organizado.


Sin perjuicio de su origen, a las claras es un fenómeno transversal y global ya que no tiene fronteras, se da en todos los continentes y se recurre al mismo por todas las razas. Se produce como consecuencia o derivación injusta de aquellos que no pueden alcanzar sus objetivos por medios pacíficos y democráticos y cuyo fin último es golpear al adversario buscando hacerle daño atacando a las personas, instituciones o símbolos más importantes que representan los valores y la fortaleza del atacado.

A lo largo de la historia podemos comprobar que una gran parte de actos terroristas han causado no solo pequeños o graves daños materiales en las personas y edificios objetivos de los mismos, sino que su repercusión ha sido mucho más grave y amplia.

Un punto bisagra en nuestra época sin lugar a dudas fueron los atentados a las Torres Gemelas, ya impuesto y recordado por todos como el 11-S, en esa oportunidad el mundo quedó sacudido y sólo pasó a hablarse de una nueva cruzada global, en palabras del propio presidente de Estados Unidos, George W. Bush, se convirtió como definición, en "guerra contra el terrorismo" y luego en "guerra contra el terror". Si bien los adalides de esta nueva guerra anunciaron que se trata de una guerra vasta, acaso el problema más significativo, aquello que le otorga mayor vastedad, sea su indefinición, ya que terror y terrorismo son cosas distintas: el último es una práctica, el segundo es un efecto. La práctica ha sido utilizada desde tiempos inmemoriales, y el efecto es también tan antiguo como el tiempo mismo.

Antes de seguir, hay algo que no quiero dejar de resaltar, cuando se dice que luego del 11-S, fue una “cruzada global”, no hay que menospreciar el valor de las palabras, pues para muchos en occidente fue tomado como una nueva Cruzada al mejor estilo de las llevadas a cabo en la Edad Media, pero toma cabal dimensión y lo hace aún mas preocupante cuando muchos desde Medio Oriente también lo toman así, y comienzan a llamar a las tropas occidentales como los Cruzados, son varios los Imanes (imām en singular, refiere al que predica la fe Musulmana) y lideres políticos que así lo manifiestan, lo entienden y lo pregonan, claro esta que también es comúnmente empleado el término Infiel (kāfir en singular o kuffār en plural).

Luego del 11-S, hubo un intento inicial en discriminar entre los "grupos terroristas de alcance global", y aquellos "luchadores por la libertad", que tienen reivindicaciones por un territorio específico, como por ejemplo, los Tigres Tamiles de Sri Lanka. Pero la distinción es confusa, y por ejemplo los países árabes se apresuraron a señalar que, por ejemplo, Hamas, guerrilla que lucha a favor de la separación de un Estado Palestino, es un grupo de "luchadores por la libertad", a diferencia de la organización Al Qaeda, a la que se acusó de los atentados de Nueva York, que no tiene una reivindicación nacional, sino islámica, y cuyo alcance es indiscriminado, o dicho de otra forma, global.

Desde otra perspectiva, con una mirada más desde Medio Oriente y con sus propios términos, se cree que la invasión de los cruzados en Irak alcanzó varios resultados. En primera se produjo el colapso del régimen Ba'ath, su ejército y las instituciones de seguridad; La propagación del caos en el país; y la distribución de armas entre la población, así como el duro golpe infligido al grupo Ansar al-Islam en Kurdistán. Muchos de sus mujahidines murieron en los combates. Algunos muhajireen (combatientes extranjeros) llegaron a Irak, aprovechando las condiciones caóticas. Entre ellos estaba Shaykh Abu Musab al-Zarqawi (el fundador de IS, el jordano llamado Ahmad al-Khalayleh).

Poco después de que Bagdad cayera en manos de los cruzados, muchos grupos de lucha fueron fundados en Irak con diferentes ideologías y objetivos. Entre estos grupos se encontraban Jamaat al-Tawhid wal-Jihad, establecido por varios grupos de muhajireen y ansar (jihadistas nativos) y dirigido por Shaykh Abu Musab al-Zarqawi y "Ansar al-Sunnah", que fue reunido de partes de "Ansar al-Islam" y algunos mujahidines de otras áreas de Irak después de su retirada de las ciudades. La dirección fue entregada a los líderes de "Ansar al-Islam", que fueron a las ciudades de Irak después de perder sus santuarios en las montañas del Kurdistán. El grupo salafista de Tal Afar estaba entre los que se unieron a "Ansar al-Sunnah", y poco después empezó a trabajar bajo el nombre de "Las Brigadas de Muhammad, el Mensajero de Allah" (Kataib Muhammad al-Rasul Allah). No pasó mucho tiempo antes de que el Shaykh Abu Iman  fue seleccionado como el General Shar'i de "Ansar al-Sunnah".


Shaykh Abu Ali al-Anbari salió de prisión a principios de 2012. De los acontecimientos más importantes en esa etapa fue la entrada de los muyahidines del estado islámico en Irak en Siria después de que una ola se extendiera a muchos países musulmanes que se conoció como la Primavera Árabe. El Estado Islámico se expandió a Siria y el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) surgió.
   
Ahora bien, con este pequeño racconto nos posicionaremos en el 2016, donde como podemos ver, mucha agua corrió bajo el puente desde el 11-S hasta el 31 de diciembre del 2016, pero es el 2016 en su totalidad el que veremos en detalle, para ello hice una pequeña recopilación de datos (todos basados en fuentes abiertas) los que integré en gráficos y datos estadísticos:



TIPOLOGIA DE ATAQUE
CANT. ATAQUES
EJECUCIONES
COCHE BOMBA
BOMBA SUICIDA
DISPAROS
CORTA DISTANCIA
VEHICULAR
OTROS
147
101
264
404
270
13
613
1812



MES
VICITMAS
CANT. ATAQUES
FATALES
HERIDOS
ENERO
1734
1069
102
FEBRERO
1115
1313
73
MARZO
926
2092
110
ABRIL
881
1800
153
MAYO
1699
1959
203
JUNIO
2367
2433
235
JULIO
1528
2269
190
AGOSTO
1439
1296
138
SEPTIEMBRE
950
977
127
OCTUBRE
2351
1302
172
NOVIEMBRE
1659
1350
163
DICIEMBRE
1001
1233
146
TOTALES
17650
19093
1812

MES
LUGAR
CANT. ATAQUES
OCCIDENTE
AFRICA
MEDIO ORIENTE / ASIA
ENERO
4
16
82
102
FEBRERO
5
19
49
73
MARZO
4
27
79
110
ABRIL
2
29
122
153
MAYO
4
19
180
203
JUNIO
4
24
207
235
JULIO
8
40
142
190
AGOSTO
18
22
98
138
SEPTIEMBRE
12
27
88
127
OCTUBRE
15
26
131
172
NOVIEMBRE
8
39
116
163
DICIEMBRE
13
25
108
146
TOTALES
97
313
1402
1812

Como podemos ver el año fue movido, en nuestro ideario colectivo de Occidente son pocos los atentados, recordamos los hechos de Paris, lo ocurrido en Bélgica poco y nada de lo sucedido en América del Sur, si les pidiera que enuncien al menos 5 hechos de América del Sur y unos 10 de todo Occidente seguro serían muy pocos los que podrían cumplir con el requerimiento, mucho menos pensar que hubo 1812 ataques terroristas en todo el 2016, un promedio de 5 por día, que produjeron diariamente un centenar de víctimas.

Vimos como el 2016 trajo nuevas metodologías en los atentados, ya no solamente es el coche bomba o el suicida, vimos como se usaron vehículos para literalmente atropellar gente, se sumo el uso de armas portátiles como fusiles, subfusiles, ametralladores y pistolas junto a grandas para consumar atentados de baja intensidad pero de alto impacto,

Un dato significativo, no es solo la aparición de nuevas metodologías, o el temor del lobo solitario, sino que es una guerra global, donde ya no solo están involucradas las organizaciones terroristas con sus células como tales, sino también aparecen individuos que creen en la guerra santa contra los cruzados y toman acciones por su cuenta sin ser coordinados de forma alguna, con todo lo que ello conlleva desde el punto de vista de las medidas antiterroristas y contraterroristas.

Con esto en mente, viene el siguiente interrogante, y ahora qué?, qué nos depara el 2017?, aparecerán nuevos grupos terroristas? Qué va a suceder con el Estados Islámico? y así podemos seguir un rato mas.

Para empezar y siendo que uno nunca termina de saber todo, voy a hacer referencia a un informe realizado por el Instituto de Paz de Estados Unidos y el Centro Wilson en Washington DC titulado “La amenaza jihadista: ISIS, al-Qaeda y más allá", el que identifica seis escenarios futuros para la IS: un statu quo disminuido, resultando en un retroceso a el desierto y el regreso de las tácticas insurgentes que utilizó en Irak entre 2007 y 2011, al mismo tiempo que continuó observando oportunidades para lanzar ataques espectaculares en Europa y Estados Unidos.

Los autores también prevén que Al Qaeda, habiendo jugado el "juego largo pragmático", está bien posicionado para restablecer el prestigio que ha perdido entre otros grupos militantes gracias al auge de la IS.

En este sentido, al-Qaeda está bien posicionada para reclutar a los luchadores que se han desilusionado con la degradación de las capacidades de IS y la pérdida de territorio del grupo.

El informe observa que Al-Qaeda está ahora en su tercera generación, cada vez más violenta y más extrema con cada generación subsiguiente, lo que es una tendencia especialmente preocupante dado que muchos yihadistas en Irak y Siria regresarán a sus respectivos países.

Si bien los medios de comunicación y los oportunistas políticos son a menudo culpables de exagerar las amenazas terroristas, es improbable que los conductores que alimentan el extremismo violento desaparezcan en el corto plazo.

Luego de ver este y otros informes y archivos de expertos, en general podemos ver el 2017 en los siguientes tópicos generales:

·         Algunos creen que el IS pasará a una “hibernación agresiva”, un lindo oximorón si es que se me permite, está la creencia que IS se retirará a las poblaciones Sunitas en Irak y Siria para volver a evolucionar. Sin perjuicio de ello se mantendría la rivalidad entre IS y al-Qaeda. El conflicto en Siria esta cuanto menos lejos de terminar.

·         En cuanto la amenaza para Occidente, la llegada de Trump al poder no pasará inadvertida, la situación de USA será el reflejo de Europa, las poblaciones musulmanas se sentirán cada vez mas amenazadas por la Islamofobia, La retórica de Trump hasta ahora ha sido profundamente alienante para muchos musulmanes y su falta de comprensión de la geopolítica tiene el potencial de afectar estos diferentes ámbitos de diferentes maneras. La amenaza doméstica parece ser mayor de lo que era a principios del 2000 debido al mayor número de combatientes extranjeros que han regresado a sus países de origen. La primera iteración de la amenaza doméstica a veces se limitó en su capacidad de conducir con éxito actos de terrorismo porque Internet era rara vez un sustituto viable para la formación y la experiencia militar real. La desensibilización a la violencia y la formación paramilitar recibida por los combatientes de IS les convierte en una amenaza potencialmente mucho más grave.

Tácticamente, creo que los ataques en Niza y París han demostrado especialmente un cambio hacia métodos de ataque más directos que, por desgracia, pueden resultar muy eficaces. Al-Qaeda en la Península Arábiga  y otros han estado instando desde hace años a sus seguidores a hacer todo lo posible con cualquier medio que tienen disponible.

La amenaza yihadista continuará en su trayectoria de inspirar y cometer ataques en Europa y, al hacerlo, dividir las sociedades en las que los musulmanes viven con los no musulmanes. Esto contribuirá aún más a la creciente radicalización de los supremacistas.

Entre las manifestaciones más extremas de su violencia, podemos ver bien al primer atacante suicida de mujeres o niños y al lado de los supremacistas blancos, un aumento de los ataques contra mezquitas y musulmanes al azar. Esto empujará a las sociedades hacia sus respectivas "tribus" y amenazará el sentido de tolerancia que las sociedades occidentales han promovido

Si bien estas previsiones y análisis se basan en investigaciones empíricas cuantificadas y calificadas y siguen siendo los mejores pronósticos disponibles para los responsables de la política antiterrorista, la realidad es que nadie sabe realmente lo que viene a continuación y eso es lo más preocupante.

En este punto no alcanzan las mejores plataformas predictivas, o sistemas de análisis, o los mejores analistas o las mejores unidades contraterroristas, todo ello junto evidentemente no alcanza, es crucial y fundamental pero no dará la solución definitiva. Una de las razones por las que esto es así es porque quienes llevan adelante los actos de terrorismo no piensan linealmente, no siguen las máximas militares, para nada siguen los preceptos de Sun Zu como por ejemplo El bando que sabe cuándo combatir y cuándo no hacerlo se alzará con la victoria. Existen caminos que no hay que transitar, ejércitos a los que no hay que atacar y ciudades amuralladas que no hay que asaltar, nada de esto tiene sentido para los terroristas. La realidad se impone y esa realidad es que las organizaciones extremistas, como IS y al-Qaeda modifican y adaptan estrategias y tácticas a la velocidad literal de la luz.

*Licenciado en Seguridad, Egresado IUPFA, CSO., Analista, Especialista en Inteligencia, Seguridad Pública  y Defensa, Cyberterrorismo y Cyberamenazas. Actualmente es CEO de GS2 y brinda asesoramiento a Gobiernos Estaduales y Fuerzas de Seguridad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram @SchmitzOscar